"Año de la Lucha contra la Corrupción y la Impunidad"               

Editorial

Editorial (6)

Entre los entendidos de los impuestos se ha defendido el principio válido de que los tributos deben tener un carácter progresivo, esto es, que quien tiene más debe pagar más y viceversa. Y en esos términos se ha considerado que la tributación sobre la renta y la riqueza cumple con ese postulado de redistribución del ingreso

Si el Gobierno Nacional quiere pasar un fin de año feliz en términos económicos y garantizar tranquilidad fiscal para 2017, deberá radicar en la Comisión Tercera de la Cámara de Representantes un proyecto de ley de reforma tributaria basado en 95% en las sugerencias de la Comisión de Expertos Tributarios creada para tal fin.

Luego de la trepidante semana posterior al plebiscito, los colombianos vemos cómo el inicio de los diálogos con los guerrilleros del ELN en Quito, más los acercamientos de los líderes del No con el Gobierno Nacional, hacen que soplen vientos de optimismo, no solo para lo que resta del año, sino para construir entre todos una paz sólida y duradera.

Es sorprendente el nivel de radicalización que ha adquirido la campaña política en Estados Unidos, en la que lo menos importante parece ser el debate de ideas acerca de propuestas para darle espacio al ataque personal y al destape de los asuntos privados entre los aspirantes a regir los destinos de la gran potencia en los siguientes cuatro años.

Si revisamos la historia reciente de los descalabros financieros más sonados encontraremos rápidamente tres casos muy representativos que encienden las alarmas sobre una práctica habitual entre los colombianos que consiste en buscar altos rendimientos para sus ahorros sin importar la naturaleza de los negocios.

La primera impresión de los analistas y especialistas en sistemas tributarios es que el proyecto de reforma estructural presentado por el Ministerio de Hacienda es ambicioso, bien elaborado y corrige muchas de las asimetrías que permanecen vigentes en nuestros tributos.

Volver