DIA DEL TRABAJO: ENTRE CELEBRACIONES Y REALIDADES

01 Mayo 2019
Autor: 

El 1 de mayo de cada año se celebra el Día del Trabajo, en conmemoración a los mártires de Chicago, quienes ofrendaron sus vidas por la defensa de las 8 horas de trabajo y otras reivindicaciones laborales.
El trabajo, como actividad trasformadora de la realidad, es un deber y un derecho del ser humano. Toda persona, en determinada edad de su vida tiene el deber de trabajar, a fin de proveerse de los medios materiales que le permitan velar por el bienestar de sí mismo, de su familia y del país.

Pero, al mismo tiempo, el ser humano tiene el derecho de acceder y exigir una actividad laboral en condiciones dignas, donde se respeten sus derechos y la normatividad vigente, ya sea en el aparato gubernamental o la actividad privada; desde esta arista el trabajo posee una connotación jurídica y legal.

El desempleo es un tema pendiente para las autoridades de turno. La población aumenta y los puestos de trabajo son limitados, situación que se asocia al fenómeno de la globalización, porque en los actuales momentos la tecnología remplaza cada día a la persona.

El modelo económico peruano es de corte neoliberal; por lo tanto se rige absolutamente por el principio de la oferta y la demanda. Somos exportadores de materia prima, en cambio los países avanzados nos importan tecnología, es decir somos consumidores, estando relegada la industrialización y la innovación.

El problema del trabajo es muy complicado; las condiciones económicas por las que atraviesa la mayoría de familias pobres, obliga a que muchos niños y adolescentes se expongan a la explotación y al trabajo callejero, poniendo en riesgo su integridad, llegando a caer muchas veces en los vicios de una sociedad convulsionada.

Hablar de derechos laborales es un decir para quienes dirigen las instituciones del estado, sin embargo las prácticas de explotación del hombre por el hombre es un acontecer diario. En el sector público, los llamados jefes, maltratan a los subordinados, vulneran los derechos del trabajador sin importarle la preparación y condición social.

En el sector privado, las condiciones laborales son preocupantes, la mayoría de empresas abusan del empleado haciéndoles trabajar más de 8 horas diarias, sin descanso semanal a cambio de un sueldo mísero que ni siquiera llega al mínimo vital en mucho de los casos.

Los casos se agravan con otros sectores sociales, como las trabajadoras del hogar, que no gozan de ningún derecho. Por ganarse el pan del día se conviertan hasta en esclavos del empleador y así otros grupos poblacionales que sobreviven a la adversidad.

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista reza un adagio popular. Esta realidad será diferente cuando se tenga autoridades preparadas en la amplia dimensión humana y hacer justa la distribución de los recursos económicos para garantizar el empleo y en condiciones dignas.

Necesitamos autoridades que atiendan las necesidades insatisfechas de la población, que se tenga en cuenta la creación de fuentes de trabajo, especialmente para la juventud; y solo así estaremos asegurando el futuro y la prosperidad del mañana.

“Radio Chota”, y sus característicos lemas: “Voz y Mensaje en la Tierra de Acunta”, “Hito de Cultura en el Norte Peruano” y “Peruanidad, Cultura y Servicio” que se mantienen vigente hasta la actualidad

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree